La VilaJoiosa, es un pequeño y pintoresco pueblo que además tiene un deliciosa playa  Lo que más llama la atención sus fachadas coloridas, parece que el pueblo se puso de acuerdo para mantener la alegría que se ven es sus visitantes y las personas que atienden en los lugares, es una constante ver gente andaluza.

Villajoisa

La pasarela eléctrica que te lleva a las zonas altas del pueblo donde está el casco histórico, te impacta, pero es muy útil, en especial porque aquí viven muchas personas mayores y subir y bajar escalones le impactarían en sus rodillas. Su arena es blanca y bastante caliente en el verano, pero el agua del mar es refrescante y no te da espacio a aburrirte, podrías pasar todo el día sumergido en este mar, que te lleva a recordar las playas caribeñas.

 

Hotel Montiboli

El hotel Montiboli, se llama así porque era el sitio donde las almas emprendían su ascenso al paraíso, eso reza la inscripción en la puerta del hotel, es una leyenda Musulmana. Al verlo desde el exterior, no te imaginas lo que oculta dentro. Es un hotel lo bastante amplio para que tenga varios pisos, con terrazas y hasta elevadores internos, porque subir todas las escaleras y bajarlas no serían del agrado del turista. Las habitaciones son espaciosas, confortables y tienen un cierto aire lujoso, pero cercano, la cafetera en la habitación me dio el toque de cercanía. El azul del mar, es impresionante y cada espacio donde mires te lleva a evocar, y decir quiero vivir aquí, decir gracias no es suficiente.

Playa del Montiboli

Al llegar no pude evitar ir al spa, me encantan los spa y además siempre lo necesitamos, nunca está de más. El spa del Montiboli, tiene un circuito de agua, calor, piedras que nos relaja, las piscinas tienen unos chorritos súper desestresantes, que activan la circulación de los pies, las rodillas, las manos, bueno toda una suerte de relax, que te invita a dormir mejor.

Spa del Hotel Montiboli

El objetivo de las visita, a este hotel fue la boda de Maria y Pablo, que escogieron este paradisíaco lugar.  Los detalles de esta boda, además del amor que se respiraba, lo intimo de la ceremonia, solo los cercanos y la rica comida.  La Boda se llevo a cabo, en el área de la playa, muy lindamente decorada, lo más lindo y destacado de esta boda es la cantidad de expresiones de afecto y la oportunidad de comprobar que el amor estaba en el aire. La locación del hotel es privilegiada, pero no se queda solo ahí, la atención y la comida fue espectacular. Es un excelente lugar para iniciar la vida de casados.

Boda en Alicante